I+D

En Servalesa basamos nuestro I+D en el Modelo Integral de Biosoluciones (M.I.B.).
El M.I.B. consiste en estudiar las diferentes necesidades a lo largo del ciclo de cultivo, para determinar las diferentes áreas de estudio y, posteriormente, desarrollar los nuevos componentes activos y formulados.

Con el M.I.B. conseguimos tener una base que nos guiará en nuestro proceso de investigación y el desarrollo de nuestros bioestimulantes y otras biosoluciones aptas para el uso en diferentes estrategias de manejo de cultivo (agricultura convencional, residuo 0, agricultura ecológica, agricultura biodinámica, etc.).

PROTEGER

Con el uso de la tecnología para hacer frente a las plagas y enfermedades con alternativas sostenibles

• Manejo de plagas

• Manejo de enfermedades

• Optimización de tratamientos foliares

NUTRIR

A través de tecnología a base de macro y micro elementos de alta asimilación

• Completar las fases de alta demanda nutricional

• Corregir carencias / deficiencias

• Optimizar el equilibrio nutricional de los cultivos para lograr un mayor rendimiento

ESTIMULAR

Mediante el uso de la tecnología diseñada para activar diferentes rutas metabólicas clave en momentos críticos del ciclo del cultivo

• Manejo de estrés abiótico

• Optimización del desarrollo vegetal

• Mejora de parámetros de calidad

REGENERAR

El suelo, la rizosfera y la raíz con el suelo de la tecnología basada en la microbiología, desarrollada en exclusiva por Biológica Nature

• Biofertilización (fijación N₂, solubilización P₂0₅ u K₂0)

• Optimización de recursos hídricos

• Regeneración de suelos de su microbiota

• Protección de la raíz y la rizosfera

¿DÓNDE DESARROLLAMOS

TECNOLOGÍA?

El enfoque del I+D de Servalesa está orientado a la búsqueda constante de tecnología ligada a los bioestimulantes, para ofrecer productos únicos y con un alto grado de valor diferencial

Para lograrlo, contamos con un equipo multidisciplinar con experiencia en los campos de la biología, la química y la biotecnología. El objetivo de nuestro equipo es comprender la fisiología vegetal y la forma de optimizar los ciclos de cultivo, mediante el desarrollo y empleo de sustancias activas extraídas de diferentes orígenes.

Para el desarrollo de los proyectos, Servalesa cuenta con diversos laboratorios propios equipados con la última tecnología y acuerdos de colaboración con entidades públicas y privadas. De esta forma, se logra completar todas las fases necesarias: desarrollo de prototipos, ensayos de eficacia y puesta a punto del producto antes de pasar a la fase comercial.

Fruto de esta labor, hemos desarrollado tres gamas basadas en sustancias activas únicas, que nos permiten afirmar que Servalesa es un referente en el mercado de los bioestimulantes. Estas tres gamas aglutinan diferentes tecnologías con una eficacia probada aportando al mercado un valor diferencial y una evolución en el concepto tradicional bioestimulantes. De este modo, especializamos cada producto para momentos y necesidades concretas.

TECNOLOGÍA

ELICITOR

De entre todas las sustancias activas bioestimulantes desarrolladas por Servalesa, existe un grupo único y exclusivo bajo el paraguas de la Tecnología Elicitor (T.EC). Este grupo de sustancias, son la base del éxito de muchos de los productos que hoy Servalesa tiene posicionados en el mercado.

La característica común entre las sustancias activas T.EC, es la capacidad que tienen para ejercer un efecto elicitor sobre la planta y prepararla para fases críticas y/o de máxima necesidad del ciclo. De esta forma, se emulan los estímulos que la planta recibe y la reacción de esta para protegerse frente a diferentes tipos de estrés (biótico / abiótico) y/o para estimular el desarrollo de la planta. Por consiguiente, con T.EC se optimiza el rendimiento y/o la calidad de la cosecha.